Prohibición al Foie Gras en Chicago

Que la realidad supera en muchas ocasiones a la ficción más exagerada es un hecho. Pero que en Estados Unidos esto ocurre más que proporcionalmente no es menos cierto.

El Ayuntamiento de Chicago ha votado, con 48 votos a favor y 1 en contra, que la venta de foie gras en tiendas y restaurantes no estará permitida y el incumplimiento de esta decisión supondrá una multa de 500 dólares.

Los motivos, según el artículo de The New York Times, el sufrimiento que supone para los patos y las ocas el proceso de cebado mediante el cual su hígado resulta hipertrofiado.

La prohibición parte de una asociación de defensa de los animales que, según el citado artículo, considera la prohibición un hito histórico. El alcalde de Chicago, por el contrario, demuestra bastante más sentido común y aboga por una reordenación de prioridades.

Los hosteleros, por el momento, no creen que les vaya a afectar demasiado. Lo que me lleva a pensar que si prohibieran el foie-gras en nuestro país, las cosas serían bien distintas. ¿Se imaginan el panorama patrio sin foie? No habría ni solomillo al foie, ni milhojas de foie, ni alcachofas al foie, ni terrina de foie. Un desastre para la restauración de gama media en nuestro país.

Eso sí, el día que los americanos se enteren de las condiciones en las que se crian los pollos en las granjas, va a subir el precio del cerdo y el vacuno un 50%.

pisto via fernandito

4 thoughts on “Prohibición al Foie Gras en Chicago

  1. Pues mira, yo al revés, visitaré Chicago con devoción. No me van nada las torturas, ni siquiera las infligidas a patos y gansos. Ojalá los consumidores de foie vieran las imágenes de padecimiento de estos animales mientras tragan el indigno foie. A más de uno se le atragantaría la ambrosía

  2. Pues mira, una razón más para no ir. Chicago, cuna de mafias que llenaron los EEUU de alcohol y ahora se preocupan del hígado de las ocas. Menos mal que aquí aun no pasan estas cosas

  3. Cierta vez se me ocurrió intentar hacer foie gras en mi jardin, pero afortunadamente no consegui ninguna oca jovencita. Y digo aforunadamente porqueseguro que me hubiera dado pena el pobre bicho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>